Prólogo

Vine aquí para buscarte, para encontrarte, porque sé que estás ahí, como yo, escribiendo para no ahogarte con las palabras que aturullan tu mente.

Vengo aquí para salvarme, para olvidarme de mí misma y reconocerme al otro lado.

Lanceme a escribir como pude haberme puesto a gritar o a gemir… Gritar es de necios, llorar más ¿para qué? No dijo Goethe “Si tienes un monstruo, escríbelo”. Pues allá voy, con miedo y con vergüenza, a dejar q todos mis mostruos se materialicen en palabras…

Abrazando a mi sombra y a mi niño feo, aquí estoy, esta soy, sin más rodeos. Ya no te busco más, por hoy.

Un comentario sobre “Prólogo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s